como aumentar tu capacidad cerebral segun la ciencia

Aumenta tu capacidad cerebral con estos consejos respaldados por la ciencia

¿Te has encontrado alguna vez en una circunstancia en la que estuvieras intentando desesperadamente recordar el nombre de una persona o un lugar, pero no lograbas hacerlo de ninguna forma?

claves para una salud mental y cognitiva óptima

El cuidado de tu salud en general es esencial para mantener tu cerebro sano, especialmente para prevenir y tratar problemas médicos. Además, algunas medidas de autocuidado pueden ayudarte a mejorar tu pensamiento y memoria a largo plazo.

Es importante vigilar ciertos números relacionados con la salud. Investigaciones recientes demuestran que controlar y manejar la presión arterial, el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre son cruciales para un cerebro que funcione de manera óptima. El doctor Gary Small, experto en psiquiatría, afirma que enfermedades como la hipertensión y la diabetes tipo 2 pueden afectar los delicados vasos sanguíneos del cerebro, perjudicando las áreas responsables del pensamiento y la memoria.

Una forma de cuidar tu cerebro es sometiéndote a un examen de audición regularmente. Varios estudios han demostrado que los problemas auditivos pueden tener un impacto negativo en la salud del cerebro. Un análisis de 36 estudios publicado en JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery en 2018, encontró una asociación entre la pérdida de audición relacionada con la edad y un mayor riesgo de deterioro cognitivo. Incluso las pérdidas auditivas leves pueden ser perjudiciales. El cerebro es como una computadora que depende de una fuente de entrada clara y precisa, por lo que si la calidad del audio se ve afectada, su funcionamiento también puede sufrir consecuencias negativas.

Una cuestión más allá del olvido

Es posible que ocasionalmente pierdas tus gafas o te olvides dónde estacionaste tu auto en un centro comercial, especialmente si tienes muchas cosas en la mente, no has dormido suficiente o estás bajo estrés, según el doctor James Leverenz. Con el paso del tiempo, también puedes notar que te toma más tiempo recordar cierta información, como los nombres de las personas, pero que con un poco de esfuerzo o algunas pistas logras recuperarla. Sin embargo, si tú (o las personas que te rodean) notan que tienes un patrón constante de alguno de estos síntomas, es importante que busques ayuda médica:

  • Preguntar lo mismo varias veces, especialmente acompañado de cambios de comportamiento.
  • Confundir palabras, como decir "radio" en lugar de "televisión".
  • Poner objetos en lugares inapropiados, como las llaves del auto en el refrigerador. Según una encuesta realizada por CR, el 11% de los estadounidenses admitió hacerlo.
  • Perderse cuando vas a lugares que conoces bien.
  • Experimentar cambios de humor sin motivo aparente.

El médico primero descartará causas reversibles, como la depresión o los efectos secundarios de medicamentos. También evaluará si necesitas una consulta con un neurólogo, especialista en trastornos cerebrales. Y en caso de que te diagnostiquen con deterioro cognitivo leve, que se caracteriza por cambios leves en el pensamiento y la memoria, recuerda que medidas como hacer ejercicio y llevar una dieta saludable pueden ayudar a prevenir un empeoramiento de la condición.

Consumiendo la correcta nutrición

La cantidad de azúcar y energía que tu cuerpo consume tiene un impacto significativo en tu cerebro, siendo el 20% de esa ingesta destinada directamente a él. Los niveles de glucosa son fundamentales para el funcionamiento cerebral.

Si no controlas adecuadamente tus niveles de azúcar, tu mente puede experimentar mayor confusión. Curiosamente, al ingerir alimentos que nos gustan, liberamos dopamina en nuestro sistema de recompensa cerebral, lo que nos hace sentir placenteramente satisfechos.

Cabe destacar que en nuestro sistema digestivo habita una enorme comunidad de microbios, en torno a los 100 billones. Estos microorganismos están interconectados con nuestro cerebro a través del eje cerebro-intestino y su equilibrio es fundamental para mantener un bienestar mental óptimo.

Desconecta y escápate

Tener cierto nivel de estrés es esencial ya que nos ayuda a reaccionar rápidamente ante situaciones de emergencia. Este estado estimula la producción de cortisol, una hormona que nos proporciona energía en momentos críticos y nos ayuda a mantenernos enfocados.

En nuestro cerebro, existe una red neuronal específica conocida como red por defecto, la cual nos permite fantasear o soñar despiertos, y juega un papel fundamental en la consolidación de la memoria.

Por lo tanto, no hay que preocuparse si nos "pescan" divagando en el trabajo, ya que en realidad estamos ejercitando una parte importante de nuestro cerebro.

Busca nuevos desafíos

Enfrentarse a un desafío no solo te pondrá a prueba, sino que competir contra otras personas también te brinda la oportunidad de interactuar más socialmente y te estimula con un nuevo reto, lo que beneficia a tu cerebro.

Estudia y duerme

Si quieres que alguien recuerde una lista, es mejor dársela antes de dormir que por la mañana. Estudios han demostrado que la memoria está más activa durante las primeras horas del sueño, lo que hace que recordemos mejor la información que se nos dio antes de dormir. Por lo tanto, dormir después de un repaso puede ser beneficioso.

Además, evitar pensar en eventos traumáticos o recuerdos negativos antes de dormir puede ser beneficioso para nuestra salud mental. En lugar de darle vueltas a esos recuerdos, es mejor centrarse en pensamientos positivos y en cosas agradables que hayamos experimentado durante el día.

Otra forma de mejorar nuestro estado de ánimo antes de dormir es evitando las películas o historias de miedo. Ver contenido con emociones negativas justo antes de dormir puede afectar nuestro estado de ánimo y aumentar la ansiedad. En su lugar, trata de pensar en cosas positivas y en lo que has aprendido o experimentado durante el día. Esto ayudará a tu cerebro a fijarse en pensamientos agradables y a tener un sueño más tranquilo y reparador.

Levántate bien

El descanso es fundamental para nuestro bienestar: es bien sabido que una falta de sueño por debajo de cinco horas puede afectar nuestra atención y si dormimos más de 10 horas, podemos sentirnos agotados por el jetlag.

La luz que nos llega incluso con los ojos cerrados, ayuda a preparar al cerebro para un mejor despertar gracias al cortisol.

¡No te pierdas lo mejor de BBC News Mundo con nuestra aplicación actualizada! Activa las notificaciones para estar siempre informado.

Referencias

Horowitz-T Kraus, Breznitz Z. - ¿Puede el mecanismo de detección de errores beneficiarse del entrenamiento de la memoria de trabajo? Un estudio de comparación entre disléxicos y sujetos de control utilizando ERP - PLoS ONE 2009, 4:7141.

Evelyn Shatil, Jaroslava Mikulecká, Francesco Bellotti, Vladimír Burěs - Un novedoso entrenamiento cognitivo basado en televisión mejora la memoria de trabajo y la función ejecutiva - PLoS ONE Julio 03, 2014. 10.1371/journal.pone.0101472

James Siberski, Evelyn Shatil, Carol Siberski, Margie Eckroth-Bucher, Aubrey French, Sara Horton, Rachel F. Loefflad, Phillip Rouse. Estudio piloto sobre entrenamiento cognitivo en computadora para individuos con discapacidades intelectuales y del desarrollo - The American Journal of Alzheimer's Disease & Other Dementias 2014, doi: 10.1177/1533317514539376

Los consejos de Harvard

Estrategias para estimular tu poder mental a través del aprendizaje

Aprender algo nuevo es una herramienta poderosa para activar tu mente y mejorar tu poder mental. Al involucrarnos en la adquisición de nuevas habilidades, estimulamos las células cerebrales y promovemos la comunicación entre ellas. Puede ser tan simple como aprender un idioma o realizar actividades que requieran concentración, como un puzzle o un rompecabezas.

Estimula tus sentidos para mejorar la retención de información

Según estudios, involucrar nuestros sentidos en el proceso de aprendizaje aumenta nuestras posibilidades de retener esa información en la memoria. Por eso, es importante estimularlos al máximo y mantener nuestra mente activa. Incluso el simple hecho de decir en voz alta lo que estamos aprendiendo puede ayudar a recordarlo mejor, especialmente cuando se trata de información recién adquirida o nuevas personas que hemos conocido.

Sé ambidiestro para desafiar a tu cerebro

Realizar actividades con la mano no dominante, en otras palabras, ser ambidiestro, desafía a nuestro cerebro a trabajar más para realizar las mismas tareas. Prueba escribir, comer o cepillarte los dientes con la mano contraria a la que estás acostumbrado/a. Esto fortalece las conexiones cerebrales y puede prevenir el deterioro mental relacionado con la edad.

Conecta información antigua con nueva para reforzar tus recuerdos

Una forma eficaz de mejorar la retención de información es conectarla con conocimientos previos. Al hacer esto, fortalecemos nuestras memorias y promovemos una mayor comprensión de lo que estamos aprendiendo. ¡Aprovecha al máximo tu poder mental a través del aprendizaje constante!

Cuatro factores nocivos para tu mente

Los peligros de fumar para tu cerebro

El consumo de tabaco puede tener graves consecuencias para la salud, especialmente en el cerebro. Según una revisión de 37 estudios, los fumadores actuales tienen un 34% más de probabilidades de desarrollar demencia en la edad adulta por cada 20 cigarrillos diarios en comparación con las personas que nunca han fumado.

Sin embargo, dejar de fumar puede reducir significativamente estos riesgos, especialmente si se abandona el hábito a mediana edad.

Evita la comida chatarra

Limitar el consumo de alimentos altamente procesados y ricos en grasas saturadas, como la carne roja y los lácteos ricos en grasa, es esencial para proteger tu cerebro. Según el doctor Gary Small, estos alimentos pueden aumentar la inflamación en todo el cuerpo, incluido el cerebro, lo que aumenta el riesgo de demencia.

Controla tu consumo de alcohol

Beber en exceso puede tener graves consecuencias para el cerebro, afirma Small. La investigación respalda esta afirmación, ya que una revisión de 2020 publicada en la revista Neuropsychiatric Disease and Treatment encontró que más de 14 copas semanales se relacionaban con daños cerebrales y un mayor riesgo de demencia.

Para proteger tu cerebro, Small recomienda no beber más de dos bebidas al día para los hombres y una para las mujeres. Un consumo moderado de alcohol es esencial para mantener un cerebro sano y prevenir enfermedades neurológicas.

Artículos relacionados