que es teoria etica

Descubre qué es la teoría ética y las principales corrientes en torno a ella

El origen de la palabra moral se encuentra en el latín, cuyo significado se relaciona con la conducta habitual. Por otro lado, la palabra ética proviene del término griego ethos, el cual hace referencia al carácter de una persona. Queda claro que existe una estrecha relación entre ambas. Nuestro carácter y personalidad son influenciados por nuestros hábitos y costumbres, los cuales, a su vez, moldean nuestras acciones.

Conclusión

La moral, en su esencia, es el conocimiento práctico que guía nuestras acciones, basándose en nuestra capacidad racional de entender la realidad. Es decir, son las normas, leyes, valores y principios que consideramos como correctos o válidos en nuestra sociedad.

Por su parte, la ética tiene como función evaluar y justificar todo aquello que consideramos bueno o correcto. Es una teoría que nos explica por qué una acción es incorrecta y por qué deberíamos actuar de cierta manera.

Perspectivas éticas en diálogo con la filosofía de Aristóteles

Éticas materiales: una guía para alcanzar el bien

Las éticas materiales nos orientan hacia la acción correcta y nos indican cómo ser buenos. Son éticas basadas en contenidos y establecen reglas para lograr un objetivo final. Por ejemplo: "si quieres ser feliz, busca el placer". Estas éticas están ligadas a los fines buscados, condicionando las normas y reglas.

En el siglo V antes de nuestra era, los griegos fueron los primeros en filosofar sobre el comportamiento y así nació la ética, estrechamente ligada a la política.

Charlando con Aristóteles: su perspectiva sobre la ética

Imaginemos que tenemos el privilegio de conversar con uno de los más importantes filósofos de la historia. ¿Qué nos diría Aristóteles si le preguntáramos acerca de su pensamiento?

Felicidad humana

Si la felicidad es una actividad conforme a la virtud, es lógico que sea una de las mejores cosas que el hombre puede hacer. En otras palabras, la felicidad es una actividad del entendimiento, que es lo más divino dentro de nosotros. Esta actividad se basa en la contemplación y es la más extraordinaria entre todas las demás, ya que el entendimiento es la facultad más excepcional que tenemos. Además, es la más constante, ya que podemos dedicarnos a la contemplación de forma continua, más que a cualquier otra cosa. Y, de manera universal, la búsqueda de la verdad es considerada como la más placentera de todas las actividades.

Cada ser tiene cualidades propias que lo hacen único, y lo que es más excelente y agradable para cada uno es lo que es natural para él. Para el ser humano, entonces, lo más excelente es vivir de acuerdo al razonamiento, ya que esa es su característica principal. En consecuencia, esa vida será también la más feliz.

La virtud, entonces, es una disposición selectiva que está en un punto intermedio entre dos extremos, decidido por la razón y por el juicio de una persona prudente. Se encuentra en el medio entre dos vicios, uno por exceso y otro por defecto. Algunos vicios son causados por un exceso en las pasiones y acciones, mientras que la virtud consiste en encontrar y elegir el término medio adecuado.

La buena voluntad

La bondad no radica en las acciones que llevamos a cabo, ni en su capacidad de alcanzar nuestras metas, sino simplemente en la intención que las motiva. En otras palabras, la bondad reside en sí misma. (...) La utilidad o la inutilidad no pueden alterar el valor de esa bondad.

Reflexiona

Tengo un paciente de menos de 60 años que se encuentra hospitalizado actualmente y enfrento un dilema en las tres áreas en su situación. Hace cuatro años cayó por una escalera y sufrió un traumatismo craneal severo, así como una parada cardiaca que resultó en encefalopatía anóxica grave. Desde entonces, ha permanecido en una unidad para pacientes crónicos con una traqueostomía para asistir en la respiración y un tubo PEG para la alimentación, en un estado vegetativo persistente.

Su esposa no tiene la capacidad legal para tomar decisiones en su nombre, ya que sus acciones han sido consideradas por el equipo médico como potencialmente perjudiciales para la vida del paciente. Por lo tanto, se requiere la intervención de otra figura para tomar decisiones críticas en su cuidado.

Ética kantiana

La ética de Kant sostiene que nuestro deber es actuar guiados por el respeto al deber, sin considerar la utilidad que pueda resultar de nuestras acciones. Según él, no es su tarea determinar las máximas específicas que deben regir nuestra conducta, sino simplemente establecer una característica esencial: la universalidad. Es decir, nuestras acciones deben ser susceptibles de ser aplicadas a todos los seres humanos por igual. Una regla universal de nuestras acciones es tratar a la humanidad como un fin en sí misma.

Kant considera como un deber universalizable el esfuerzo por preservar la vida incluso en situaciones adversas. Es enfático al afirmar que esto es...

Ética utilitarista

En una ética utilitarista, la búsqueda del máximo beneficio para la mayoría de las personas involucradas es el motor principal de nuestras acciones. Por ello, la intención y el resultado de las mismas deben estar estrechamente ligados. Además, esta corriente rechaza cualquier tipo de ética que se base en el sufrimiento o el sacrificio, priorizando la felicidad y el placer humano como principios fundamentales. Un ejemplo de esto sería considerar que una muerte rápida y con cuidados paliativos es preferible a prolongar el sufrimiento.

Por otro lado, la ética discursiva propone un enfoque teórico para fundamentar la validez de los juicios morales, a través de analizar los presupuestos del discurso. Su objetivo es establecer un principio moral que tenga validez universal, más allá de intuiciones o comprensiones propias de una época o cultura específica.

Dentro de este marco teórico, la ética del discurso de Habermas explora las implicaciones de la racionalidad comunicativa en el ámbito de la intuición moral y la validez normativa. Se trata de una forma de explicar la universalidad y obligatoriedad de la moral, al hacer referencia a las obligaciones inherentes al servicio universal de la racionalidad comunicativa.

Las teorías Éticas

La Ética y la Moral pueden parecer iguales, pero no lo son. Si bien existen similitudes que indican que ambas se complementan, su significado es muy diferente. A continuación, te mostraremos con ejemplos y definiciones, el verdadero significado de cada una y cómo se diferencian. Mientras la Ética es un estudio filosófico y científico, la Moral es puramente práctica. En otras palabras, la Ética se basa en la razón y la reflexión...

La Ética y la Moral son dos conceptos que a veces pueden confundirse. Si bien tienen puntos en común, hay matices que los distinguen. En este artículo, te explicamos con ejemplos y definiciones el verdadero significado de cada uno y cómo se diferencian entre sí. En términos generales, podemos decir que la Ética se enfoca en un estudio filosófico y científico, mientras que la Moral se centra en la práctica. Es decir, la Ética se fundamenta en la razón y la reflexión...

A simple vista, podría pensarse que la Ética y la Moral son términos intercambiables. Pero en realidad, hay diferencias que los separan. A través de ejemplos y definiciones, veremos cómo se diferencia la Ética de la Moral. Una de las principales diferencias es que la Ética se aborda desde una perspectiva filosófica y científica, mientras que la Moral se enfoca en la acción práctica. Es decir, la Ética se basa en la razón y la reflexión...

La Responsabilidad Ética Un Deber a Cumplir

La responsabilidad es una manifestación de nuestra ética personal, un acto que surge de nuestra propia voluntad y que se refleja en nuestro trato con los demás. Esta actitud nos lleva a actuar con respeto, transparencia y cordialidad hacia los demás, así como a atender las necesidades de nuestros semejantes. Nuestra relación con los demás nos exige una actitud práctica, que puede manifestarse a través de hospitalidad, indiferencia o rechazo. Ser responsables implica estar preparados y dispuestos a responder a estas demandas. En nuestra realidad cotidiana, es esencial actuar de manera responsable en temas como la inclusión social, la equidad de género, la justicia económica, la conservación del medio ambiente, la seguridad ciudadana y la probidad en la función pública.

Proponer una ética de la responsabilidad va en contra de una simple "ética del éxito", que tiende a justificar cualquier medio en función de los fines que persigue. La verdadera responsabilidad implica actuar de manera ética y coherente, más allá de la consecución de beneficios, poder o ventajas. Debemos enfocarnos en practicar una ética responsable, no solo en busca de éxito, sino también en beneficio de nuestra sociedad y del medio ambiente.

La sabiduría griega los seguidores del estoicismo

En su tratado "Acerca de la naturaleza humana", Zenón declara que el propósito principal es vivir en armonía con la naturaleza, lo que equivale a vivir con virtud. La naturaleza nos impulsa hacia ello. De esta manera, el hombre virtuoso alcanza la felicidad y una vida placentera, al estar en sintonía con su espíritu y con la voluntad del universo.

Como dijo el filósofo Diógenes, el fin último es elegir racionalmente aquello que esté en conformidad con la naturaleza. La virtud, en consecuencia, es una doctrina que defiende la existencia de derechos naturales e inalienables, como el derecho a la vida, la libertad y la propiedad, que preceden a las leyes establecidas por el hombre y a las cuales deben someterse como fundamento y modelo.

Esta corriente de pensamiento sostiene que la bondad se encuentra en la utilidad, ya sea para el individuo o para la sociedad. Por lo tanto, se considera que lo útil es el criterio moral y el fundamento del bienestar y la felicidad.

Artículos relacionados