exigimos o exijimos

Uso correcto del verbo exigir en plural según la RAE, información esencial.

Existen diferentes formas de conjugar el verbo exigir, las cuales pueden generar cierta confusión a la hora de escribir en plural. En este artículo, exploraremos cómo se escribe exigir en plural, así como otras formas de conjugación y su respectivo significado. También veremos cuándo se utiliza cada una de ellas y cuáles son sus sinónimos. Si alguna vez te has preguntado qué exija o exiga, qué significa exigía o qué es eximos, sigue leyendo para aclarar tus dudas. ¡Comenzamos!

¿Cómo se escribe "exigir" en plural?

En el idioma español, la palabra "exigir" pertenece al grupo de los verbos que cambian su forma al ser utilizados en plural. En este caso, la forma plural de "exigir" es "exigimos". Pero, ¿por qué cambia su forma?

La razón detrás de este cambio se debe a que cuando una acción es realizada por más de una persona, es decir, en plural, el verbo también debe concordar con ese número. Esto significa que el verbo debe ser conjugado de acuerdo a la persona, el tiempo y la cantidad.

Es importante destacar que este cambio de forma no solo afecta al verbo "exigir", sino a todos aquellos verbos que terminan en -ir y cuya raíz no termine en -g. Por ejemplo: "mentir" se convierte en "mentimos" en plural.

Así, se asegura el correcto uso del verbo en una oración en plural.

¿"Qué exija" o "exiga"?

A la hora de utilizar ciertas palabras en nuestro discurso, a menudo dudamos sobre su correcta forma de escribirlas. Esto ocurre con palabras similares en su forma, pero con significados distintos, como "exija" o "exiga". Ambas formas pertenecen al verbo "exigir", pero su uso varía según el contexto.

La forma "exija" corresponde a la segunda persona del singular del subjuntivo presente, mientras que "exiga" es la segunda persona del singular del imperativo presente. Pero, ¿en qué situaciones debemos utilizar cada una de ellas?

La forma "exija" es utilizada en oraciones que expresan deseos, órdenes o mandatos, como por ejemplo: Espero que él exija el cumplimiento de las normas. En cambio, la forma "exiga" se utiliza en oraciones imperativas o de petición, como en el caso de: Exiga a su equipo de trabajo el máximo esfuerzo.

Es importante tener en cuenta estas diferencias y utilizar la forma adecuada según el sentido que queremos expresar en nuestras frases. Además, debemos recordar que siempre se debe utilizar la forma "exija" después de ciertos pronombres y adverbios, como que, si, cuando, como, aunque, entre otros.

¡No olvidemos esta pequeña diferencia la próxima vez que tengamos que utilizar estas palabras!

¿Qué significa "exigía"?

En el lenguaje cotidiano, es común escuchar la palabra "exigía" como sinónimo de demandar o pedir algo con insistencia. Sin embargo, su significado va mucho más allá de una simple solicitud.

"Exigía" proviene del verbo "exigir", que se define como reclamar con fuerza o determinación algo que se considera necesario. Este término se utiliza en distintos contextos, ya sea en relaciones personales, en el ámbito laboral o en la sociedad en general.

La acción de exigir está relacionada con una necesidad o deseo de obtener algo en específico. Puede ser una exigencia hacia uno mismo, hacia otras personas o hacia una institución. A menudo, esta palabra está asociada con la idea de justicia y equidad, ya que se espera que lo que se exige sea justo y merecido.

Es importante tener en cuenta que exigir no es lo mismo que pedir. Mientras que pedir implica un acto de humildad y súplica, exigir implica un acto de poder y autoridad. Por lo tanto, se debe tener cuidado al utilizar esta palabra para no generar conflictos o generar una sensación de imposición hacia los demás.

Por último, es relevante mencionar que "exigía" también puede ser utilizado como una forma de recordar a alguien sus responsabilidades o deberes. En este sentido, se utiliza para motivar a alguien a cumplir sus tareas o compromisos de forma más eficiente.

Ya sea en una petición, reclamo o recordatorio, su significado va más allá de una simple palabra y refleja la importancia de mantener la justicia y la equidad en nuestras acciones.

¿Qué significa "Eximos"?

En el mundo del arte, ha surgido recientemente un término que llama la atención: eximos. ¿Pero qué significa realmente este concepto?

Eximos es una palabra que proviene del latín "eximius" y se refiere a algo extraordinario, excepcional o sobresaliente. En el contexto del arte, se utiliza para describir obras que destacan por su originalidad, calidad técnica o creatividad.

En la actualidad, cada vez es más común escuchar esta palabra en galerías, museos y conversaciones entre artistas y críticos. Es una forma de reconocer y valorar el esfuerzo y talento detrás de una obra de arte.

Eximos es también una forma de promover la diversidad y la innovación en el mundo del arte, ya que invita a salir de lo convencional y a explorar nuevas formas de expresión.

Por lo tanto, si eres un artista o simplemente apasionado por el arte, no dudes en utilizar esta palabra para reconocer y celebrar las obras que te impacten y que consideres eximias.

Así que la próxima vez que admires una obra que te deje sin palabras, no dudes en calificarla como eximia.

Exigir" o "exijir": Usos y diferencias

En muchas ocasiones, al comunicarnos, nos encontramos con la duda de cómo escribir correctamente el verbo "exigir". ¿Debemos utilizar "exigir" o "exijir"? ¿Hay alguna diferencia entre ambas formas?

Lo primero a tener en cuenta es que ambas formas existen y son correctas, sin embargo, tienen diferentes usos y significados.

Exigir

La forma "exigir" proviene del latín "exigere", que significa "sacar algo con fuerza". En este sentido, "exigir" es un verbo transitivo que refiere a la acción de demandar algo de manera autoritaria o imperiosa.

Por ejemplo:

  • La profesora exige que todos los alumnos lleven el uniforme.
  • Los empleados exigen un aumento de sueldo.
  • Como vemos en los ejemplos, cuando utilizamos "exigir" estamos expresando una solicitud de manera enérgica y con cierto grado de autoridad.

    Exijir

    La forma "exijir", por otro lado, es una variante coloquial del verbo "exigir" y proviene del verbo "exigir" conjugado en presente simple de indicativo en tercera persona del singular. Se utiliza principalmente en el habla cotidiana y no es considerada una forma correcta en escritos formales.

    Por ejemplo:

    • Mi jefe siempre exije demasiado.
    • No entiendo por qué me exijes tanto.
    • Es importante tener en cuenta estas diferencias para utilizar correctamente cada forma en su contexto adecuado y evitar confusiones o errores en la comunicación.

      La definición de "exigir" según la RAE

      Exigir es un verbo que proviene del latín y que está compuesto por el prefijo "ex", que significa "fuera", y el verbo "agere", que significa "hacer". Por lo tanto, su significado literal sería "hacer fuera". Sin embargo, en la actualidad, su uso se ha ampliado y se utiliza para expresar la necesidad o la determinación de algo.

      Según la Real Academia Española, exigir significa "pedir algo que se tiene derecho a obtener o que se considere necesario". Es decir, se trata de una demanda o reclamo que se presenta con firmeza y seriedad.

      En este sentido, exigir se relaciona con la idea de derechos y deberes. Por un lado, al exigir algo, se está haciendo valer un derecho que se tiene, y por otro, al exigir algo a otra persona, se está pidiendo que cumpla con su deber o responsabilidad.

      Es importante destacar que, según la RAE, el verbo exigir también puede significar "necesitar o requerir algo". En este caso, la exigencia no se presenta como una demanda, sino como una necesidad imperativa.

      Otra acepción del verbo exigir es "imponer algo necesario o conveniente para el logro de un fin". Esta definición se relaciona con el ámbito de la educación, donde los docentes pueden exigir cierto nivel de conocimientos o habilidades a sus alumnos para alcanzar ciertos objetivos de aprendizaje.

      Ya sea en el ámbito legal, interpersonal o educativo, exigir implica reclamar algo con firmeza y determinación, ya sea porque se tiene derecho a ello o porque es necesario para alcanzar un fin.

      Artículos relacionados