con que ciencias se relaciona laa inmunologia

Inmunología y su relación con otras ciencias: una visión general del sistema inmunológico

La inmunidad innata, también conocida como natural o inespecífica, es una forma de protección que nos permite combatir la mayoría de los agentes patógenos de manera efectiva. Por otro lado, la inmunidad adquirida, también llamada adaptativa o específica, nos brinda una respuesta específica ante cada tipo de agente infeccioso. Esta última cuenta con una memoria inmunológica específica que evita que un agente infeccioso provoque una enfermedad en una segunda ocasión. No obstante, antes de que la inmunidad inespecífica entre en acción, nuestro cuerpo cuenta con una serie de barreras naturales que nos protegen contra la infección de estos agentes dañinos. Además, poseemos una protección biológica gracias a nuestra microflora o microbiota natural. Estas primeras líneas de defensa serán el foco principal de nuestro estudio sobre la inmunidad.

Qué es la inmunología

La inmunología es una rama de la medicina que se enfoca en garantizar el adecuado funcionamiento del sistema de defensas de nuestro cuerpo. Se ocupa de tratar enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico, así como de investigar cómo órganos, tejidos y células responden ante la presencia de agentes patógenos externos, tales como bacterias, virus, parásitos y toxinas. Una de sus funciones principales es identificar y combatir cualquier agente extraño que pueda afectar nuestra salud. Al mismo tiempo, busca entender las posibles causas y ofrecer soluciones para prevenir o tratar problemas inmunológicos.

La inmunología es una ciencia que, en la actualidad, ha logrado su autonomía y madurez, aunque sus orígenes están estrechamente vinculados con la microbiología. Su ámbito de estudio se centra en las respuestas de defensa que los seres vivos han desarrollado contra la invasión de microorganismos y partículas extrañas, con un enfoque especial en los mecanismos altamente evolucionados y coordinados que poseen especificidad y memoria, para neutralizar y eliminar sustancias reconocidas como ajenas al cuerpo.

Como muchas otras ciencias, la inmunología tiene un largo periodo pre-científico en el que se basaba en observaciones y aproximaciones empíricas. Ya en la antigüedad, se habían recogido en escritos la resistencia a futuros ataques de enfermedades infecciosas, el historiador griego Tucídides (464-404 a.C.) relata que en una epidemia durante la guerra del Peloponeso, solo los sobrevivientes de la enfermedad podían atender a los enfermos, con la creencia de que no volverían a contraerla.

En la antigua China, también se había notado que las personas que habían padecido viruela en su infancia no la sufrían más adelante en su vida. En el siglo XI a.C., los chinos fueron los primeros en intentar aplicar estas observaciones, dando lugar al concepto de inmunización al descubrir que la inhalación de polvo de escaras de viruela podía inducir un ataque suave que proporcionaba resistencia a futuras infecciones. Esta práctica llegó a Occidente en el siglo XVIII, introducida por Pylarini y Timoni, y popularizada en Gran Bretaña por Lady Mary Wortley Montagu, esposa de...

Conservación del equilibrio de la flora microbiana

La importancia de una buena higiene íntima y cómo el uso excesivo de productos de limpieza puede causar infecciones por microorganismos externos. Es crucial tener en cuenta el papel protector que desempeña la bacteria Lactobacillus acidophilus en el ecosistema vaginal. Sin embargo, el abuso de antibióticos ingeridos por vía oral puede desequilibrar la microflora intestinal.

Tipos de enfermedades inmunológicas

Enfermedades inmunológicas: Originadas por la disfunción de alguna de las piezas que componen el sistema inmunológico encargado de regular su respuesta. Se dividen en dos tipos principales: alergias y inmunodeficiencias.

Alergias: Se producen cuando el cuerpo reacciona exageradamente a ciertas sustancias inofensivas, llamadas alérgenos o detonantes, como el polen, metales o sustancias químicas. La exposición a estos elementos puede provocar síntomas como asma, dermatitis o urticaria, entre otros.

Inmunodeficiencias: Se manifiestan cuando hay una ausencia o defecto en alguna de las partes del sistema inmunológico, lo que impide su correcto funcionamiento. En estas situaciones, el organismo es más propenso a padecer enfermedades infecciosas. Algunas de las más notables son: deficiencia de anticuerpos, desórdenes en la producción de células inmunológicas y enfermedades autoinmunes.

ENTENDIENDO LOS FUNDAMENTOS DE LA INMUNOLOGÍA

La inmunidad es el conjunto de mecanismos de defensa que poseen los animales superiores frente a agentes externos extraños. Se adquiere desde el nacimiento y se va fortaleciendo durante los primeros años de vida.

La inmunología es la ciencia biológica que se encarga de estudiar todos los mecanismos fisiológicos de defensa que protegen la integridad biológica del organismo ante agentes extraños. Esto incluye la identificación y destrucción de estos agentes. Además, también investiga los factores inespecíficos que contribuyen a estos mecanismos en su efecto final.

El Funcionamiento del Sistema Inmune en sentido estricto

Elementos del sistema de inmunidad natural

Si un agente extraño logra atravesar la barrera de piel y epitelios, el sistema de inmunidad natural (también conocido como inespecífico o innato) se pone en acción. Este sistema cuenta con la participación de diferentes elementos que trabajan juntos para defendernos.

Uno de estos elementos importantes es el complemento, el cual se activa al entrar en contacto con la superficie del agente extraño. Esta activación tiene una serie de consecuencias que ayudan a combatir el invasor.

Otro proceso clave del sistema de inmunidad natural es la endocitosis, que consiste en la ingestión de sustancias solubles (como macromoléculas) del fluido extracelular a través de pequeñas vesículas endocíticas. Hay dos maneras en que esto puede ocurrir.

  Barrerasanatómicas y físicas

La piel actúa como una barrera protectora para nuestro cuerpo, compuesta por varias capas de células muertas recubiertas de proteína queratina, que se renuevan cada 15-30 días. Bajo la piel se encuentra la dermis, con tejido conectivo, vasos sanguíneos, glándulas sebáceas, sudoríparas y folículos pilosos.

Esta barrera es muy efectiva contra los microorganismos, como se comprueba al comparar la facilidad con la que se producen infecciones a partir de quemaduras. Sin embargo, en un organismo sano, las heridas se cierran rápidamente gracias a los coágulos.

Por el contrario, en zonas como los ojos, el intestino, el tracto respiratorio y el tracto urinario, existen fluidos y ciliados que colaboran en la eliminación de microorganismos. Algunos microorganismos han desarrollado estructuras para invadir el cuerpo del hospedador a través de las mucosas, como el virus de la gripe que se adhiere firmemente a las células mucosas para eludir el efecto de las células ciliadas. Asimismo, muchas bacterias patógenas utilizan sus fimbrias para adherirse a las mucosas mediante específicas glucoproteínas y glucolípidos en ciertos tejidos.

Artículos relacionados

Deja un comentario