llana esdrujula aguda

Aprende a acentuar palabras con ejercicios y una guía práctica sobre agudas, llanas y esdrújulas

¿Alguna vez te has preguntado cómo saber si una palabra es llana, aguda o esdrújula? La correcta acentuación de las palabras es una parte fundamental de la ortografía, pero a veces puede resultar confuso determinar en qué categoría se encuentran algunas palabras. Las palabras agudas, llanas, esdrújulas y sobreesdrújulas son un grupo de palabras que se clasifican según la sílaba en la que recae el acento. En este artículo, te explicaremos en qué consiste cada una de estas categorías y cómo reconocerlas en la escritura. Además, te ofreceremos una lista de ejemplos y algunos ejercicios prácticos para que puedas poner en práctica tus conocimientos. ¿Estás listo para aprender todo sobre las palabras llanas y esdrújulas? ¡Sigue leyendo!

Ejemplos de palabras agudas, llanas y esdrújulas

En la lengua española existen diferentes tipos de palabras según la posición del acento sobre la sílaba tónica. La sílaba tónica es aquella que tiene mayor relevancia en la pronunciación y en la escritura de una palabra. A continuación, te presentamos algunos ejemplos de palabras agudas, llanas y esdrújulas y cómo reconocerlas.

Palabras agudas

Las palabras agudas son aquellas que tienen el acento en la última sílaba. Por lo general, suenan más suaves y cortas en su pronunciación, y su acentuación se indica con un tilde en la última vocal si terminan en una consonante distinta a n, s o vocal. Ejemplos: café, caracol, papel.

Palabras llanas

Las palabras llanas, también conocidas como graves, tienen el acento en la penúltima sílaba. Al contrario de las agudas, su pronunciación es más fuerte y duradera, y su acentuación se indica con un tilde en la antepenúltima sílaba si terminan en alguna consonante que no sea n, s o vocal. Ejemplos: árbol, música, cáscara.

Palabras esdrújulas

Las palabras esdrújulas son aquellas donde el acento recae en la antepenúltima sílaba. Estas palabras son más difíciles de encontrar, ya que se acentúan siempre y su pronunciación es aún más fuerte que en las llanas. Nunca llevan tilde ya que siempre se acentúan. Ejemplos: teléfono, cántaro, televisión.

Es importante recordar que la correcta acentuación de las palabras es fundamental para una correcta pronunciación y ortografía en español. Ahora que conoces estos ejemplos de palabras agudas, llanas y esdrújulas, ¡practica y enriquece tu vocabulario!

Características de las palabras agudas, llanas y esdrújulas

Las palabras agudas, llanas y esdrújulas son un tipo de clasificación de las palabras según la posición del acento en la sílaba tónica. Conocer esta clasificación es importante para entender y pronunciar correctamente las palabras en español.

Palabras agudas

Las palabras agudas son aquellas que tienen el acento en la última sílaba. Por ejemplo: reloj, pan, café. En este tipo de palabras, la sílaba tónica se pronuncia con más fuerza y su duración es más corta que en las demás sílabas.

Palabras llanas

Las palabras llanas son aquellas que tienen el acento en la penúltima sílaba. Por ejemplo: mesa, libro, casa. En este tipo de palabras, la sílaba tónica se pronuncia con fuerza regular y su duración es igual a la de las demás sílabas.

Palabras esdrújulas

Las palabras esdrújulas son aquellas que tienen el acento en la antepenúltima sílaba. Por ejemplo: lápiz, significado, música. En este tipo de palabras, la sílaba tónica se pronuncia con mayor fuerza y su duración es más larga que en las demás sílabas.

Es importante tener en cuenta que en español, las palabras siempre llevan acento en la sílaba tónica, independientemente de si son agudas, llanas o esdrújulas.

Conociendo las características de las palabras agudas, llanas y esdrújulas, podemos mejorar nuestra pronunciación y comprensión del español. ¡No olvidemos la importancia de la acentuación en nuestra lengua!

Es indudable que la alimentación juega un papel fundamental en nuestra salud y bienestar. Muchas veces, no somos conscientes de la importancia de llevar una dieta equilibrada y variada, y eso puede repercutir en nuestra salud a corto y largo plazo.

El equilibrio nutricional es clave para garantizar el buen funcionamiento de nuestro organismo. Una dieta equilibrada debe incluir una variedad de alimentos que nos proporcionen los nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales, proteínas, grasas saludables y carbohidratos.

Es importante prestar especial atención a los alimentos que consumimos, ya que muchos de ellos contienen cantidades excesivas de grasas saturadas, azúcares o sal, que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Es recomendable optar por alimentos frescos y naturales en lugar de alimentos procesados y ultraprocesados, que suelen ser más ricos en estos componentes nocivos.

Además, una alimentación equilibrada nos ayuda a prevenir enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes y enfermedades cardiovasculares. También nos aporta la energía y los nutrientes necesarios para realizar nuestras actividades diarias con un óptimo rendimiento físico y mental.

Pero no se trata solo de lo que comemos, sino también de cómo lo hacemos. Es importante masticar bien los alimentos y evitar comer rápido o en exceso. También debemos beber suficiente agua a lo largo del día para mantenernos bien hidratados.

Por eso, es esencial darnos tiempo para planificar nuestras comidas y asegurarnos de que estamos incluyendo todos los grupos de alimentos de manera adecuada en nuestra dieta. Nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

¿Cómo identificar si una palabra es llana, aguda o esdrújula?

En la lengua española, existen tres tipos de acento: llano, agudo y esdrújulo. Para poder utilizar la tilde correctamente, es necesario saber identificar en qué tipo de palabra se encuentra. A continuación, explicaremos cómo diferenciar cada uno de ellos.

Llana o grave

Son las palabras que llevan el acento en la penúltima sílaba, es decir, la antepenúltima sílaba a partir del final. Se suelen identificar porque suenan con énfasis en la sílaba anterior a la última, por ejemplo: casa, fácil, jardín.

Aguda o acústica

Las palabras agudas son aquellas que llevan el acento en la última sílaba. Son fáciles de reconocer, ya que suenan con énfasis en la última sílaba, por ejemplo: empezar, salón, bambú.

Esdrújula o proparoxítona

Por último, tenemos las palabras esdrújulas, que son aquellas que llevan el acento en la antepenúltima sílaba, es decir, la sílaba antes de la penúltima. Se identifican por sonar con énfasis en la sílaba anterior a la antepenúltima, por ejemplo: lápiz, múltiple, élite.

Es importante recordar que estas reglas solo aplican para palabras con más de una sílaba, ya que las palabras monosílabas siempre llevan tilde en caso de ser agudas o esdrújulas. Por ejemplo: café, perú.

Con algo de práctica, pronto podrás identificar correctamente el tipo de acento de cualquier palabra.

Ejemplos de palabras llanas, agudas y esdrújulas

Las palabras son los elementos más básicos de nuestro lenguaje. Se utilizan para comunicarnos y expresar nuestras ideas y pensamientos. Existen diferentes tipos de palabras, y una de las formas de clasificarlas es según la acentuación que tienen en su sílaba tónica.

Las palabras llanas son aquellas que tienen la acentuación en la penúltima sílaba. Por ejemplo: casa, jardín, teléfono. Las palabras llanas no llevan tilde, a menos que terminen en -n, -s o vocal. Por ejemplo: cocinar, portátil, fácil.

Las palabras agudas son aquellas que tienen la acentuación en la última sílaba. Por ejemplo: café, reloj, camión. Las palabras agudas llevan tilde cuando terminan en -n, -s o vocal. Por ejemplo: jamás, rubí, café.

Las palabras esdrújulas son aquellas que tienen la acentuación en la antepenúltima sílaba. Por ejemplo: técnico, cámara, fértil. Las palabras esdrújulas siempre llevan tilde. Por ejemplo: fácilmente, élite, carácter.

Las palabras llanas, agudas y esdrújulas son solo algunos ejemplos de la variedad de palabras que existen en nuestro idioma y nos muestran la riqueza y diversidad de la lengua.

Artículos relacionados