neae y nee

Conoce las diferencias entre NEAE y NEE: clasificación, ejemplos, LOMLOE y más

En el ámbito educativo, es común encontrarnos con términos como NEAE y NEE, los cuales suelen ser utilizados de manera indistinta, pero que en realidad tienen diferencias significativas. Estas diferencias pueden generar confusión, especialmente para aquellos que no están familiarizados con ellos. Por ello, en este artículo vamos a profundizar en estos términos y aclarar sus diferencias, empezando por comprender qué es un alumno NEAE y qué alumnos son considerados NEE. Además, también exploraremos qué son las NEE, cómo se clasifican y su relación con la nueva ley educativa LOMLOE. También analizaremos algunos ejemplos de NEAE y NEE, y despejaremos dudas como si el TEA se considera una NEE o un NEAE. Finalmente, abordaremos los distintos tipos de NEAE y presentaremos un esquema que ayude a comprender mejor la diferencia entre NEE y NEAE. También abordaremos el tema de las altas capacidades y el TDAH, y si son considerados NEE o NEAE. ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Introducción: ¿Qué son las NEAE y las NEE?

Las NEAE (Necesidades Educativas Especiales) son todas aquellas condiciones o situaciones que afectan el aprendizaje de un estudiante y que requieren de una atención específica para poder desarrollar su potencial y lograr un adecuado rendimiento académico. Por otro lado, las NEE (Necesidades Educativas Específicas) son aquellas que tienen un origen o causa conocida, como puede ser una discapacidad, trastorno del espectro autista, entre otros.

Las NEAE y las NEE afectan a un gran número de estudiantes, y no solo a aquellos que presentan una discapacidad o trastorno. Tienen un carácter amplio y diverso, y pueden manifestarse en distintos grados y formas en cada individuo.

Es importante destacar la importancia de una adecuada atención a las NEAE y las NEE en el ámbito educativo. Al hacerlo, se garantiza el derecho de todos los estudiantes a recibir una educación de calidad y se fomenta la inclusión y la igualdad de oportunidades para todos.

En muchas ocasiones, la falta de conocimiento y comprensión sobre las NEAE y las NEE puede llevar a estigmatizar a los estudiantes que las presentan y a limitar sus posibilidades de aprendizaje. Por ello, es fundamental promover una cultura inclusiva y de respeto hacia la diversidad en el ámbito educativo y en la sociedad en general.

Reconocerlas, comprenderlas y abordarlas de manera adecuada es esencial para lograr una verdadera inclusión y un desarrollo integral de todos los estudiantes.

Diferencia entre NEAE y NEE: conceptos y definiciones

En el ámbito educativo, se utilizan a menudo los términos NEAE y NEE para referirse a estudiantes que tienen necesidades educativas especiales. Sin embargo, aunque puedan parecer similares, existen diferencias importantes entre estos dos conceptos.

NEAE: Necesidades Educativas Especiales

El término NEAE se refiere a cualquier barrera o dificultad que un estudiante pueda tener para acceder al currículum y al proceso de enseñanza-aprendizaje. Estas barreras pueden estar causadas por factores internos, como una discapacidad o una enfermedad, o externos, como dificultades económicas o sociales.

Las NEAE se pueden clasificar en tres categorías:

  • Físicas: relacionadas con movilidad, coordinación, etc.
  • Sensoriales: problemas de audición, visión, etc.
  • Cognitivas: déficit de atención, discapacidad intelectual, etc.
  • Además, es importante destacar que las NEAE pueden ser temporales o permanentes, y que los estudiantes que las presentan pueden necesitar apoyos específicos para superarlas.

    NEE: Necesidades Educativas Especiales

    Por otro lado, el término NEE se refiere a los recursos y apoyos educativos que se ofrecen a los estudiantes que presentan NEAE. Estos recursos pueden ser materiales, como adaptaciones en el aula o tecnologías de apoyo, o humanos, como la figura del profesor de apoyo o el orientador.

    Las NEE se diseñan en función de las necesidades específicas de cada estudiante y tienen como objetivo garantizar su acceso al currículum y su participación en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Además, su aplicación se realiza de forma individualizada, teniendo en cuenta las características y el progreso de cada estudiante.

    ¿Qué es un alumno NEAE?

    Un alumno NEAE es aquel que tiene necesidades educativas específicas, es decir, que requiere algunas adaptaciones o apoyos para poder acceder al currículo y alcanzar los objetivos educativos. Estas necesidades pueden ser de diversa naturaleza, ya sea discapacidad, dificultades de aprendizaje o altas capacidades.

    Es importante destacar que ser un alumno NEAE no implica una limitación en su aprendizaje, sino que simplemente necesitan un enfoque y apoyo diferenciados para poder progresar en su proceso educativo. Además, es fundamental tener en cuenta que cada alumno NEAE es único y por lo tanto, requiere una atención personalizada y adaptada a sus necesidades específicas.

    Los alumnos con NEAE cuentan con el derecho a recibir una educación inclusiva y de calidad, que les permita desarrollar sus habilidades y potencialidades al máximo. Para ello, es necesario que tanto los docentes como la comunidad educativa en general estén sensibilizados y preparados para trabajar con estos alumnos y garantizarles una educación que responda a sus necesidades.

    ¿Qué alumnos son considerados NEE?

    Las NEE o Necesidades Educativas Especiales son un término que se utiliza para referirse a aquellos alumnos que presentan alguna dificultad o discapacidad que afecta su proceso de aprendizaje.

    Dentro de esta categoría entran diferentes tipos de necesidades, como por ejemplo:

    • Discapacidades físicas: Aquellos alumnos que presentan alguna limitación física, como problemas de movilidad o motricidad fina.
    • Discapacidades intelectuales: Alumnos que presentan algún tipo de retraso en su desarrollo intelectual, como el síndrome de Down.
    • Trastornos del aprendizaje: Los alumnos que tienen dificultades para adquirir habilidades como la lectura, la escritura o el cálculo.
    • Trastornos del espectro autista: Niños con autismo o síndrome de Asperger, que presentan dificultades en la comunicación y la interacción social.
    • Es importante destacar que cada alumno es único y puede presentar diferentes necesidades educativas especiales, y que estas pueden ser permanentes o temporales. Por lo tanto, es fundamental una evaluación individualizada para determinar las mejores estrategias y recursos a utilizar en su educación.

      Es responsabilidad de todos garantizar una educación inclusiva y de calidad para todos los estudiantes, independientemente de sus necesidades.

      Las NEAE y su clasificación según la LOMLOE

      Las Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE) son un conjunto de condiciones, características y circunstancias que afectan al proceso de aprendizaje de un estudiante y que requieren de medidas y recursos específicos para satisfacer sus necesidades y favorecer su desarrollo educativo.

      Con la entrada en vigor de la LOMLOE (Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación), se han modificado y actualizado los criterios de clasificación de las NEAE que se establecían en la anterior ley educativa.

      La nueva ley establece una clasificación de las NEAE en cuatro categorías:

      • NEAE por discapacidad: incluye a aquellos estudiantes que presentan alguna discapacidad física, sensorial, intelectual o del desarrollo, que afecta de manera grave y duradera a su proceso de aprendizaje.
      • NEAE por dificultades específicas de aprendizaje: se refiere a las dificultades en la adquisición y desarrollo de habilidades en determinadas áreas del aprendizaje, como la lectura, la escritura o las matemáticas.
      • NEAE por trastornos graves de conducta: engloba a aquellos estudiantes que presentan un comportamiento disruptivo, impulsivo y/o agresivo, que afecta a su proceso de aprendizaje y a la convivencia en el aula.
      • NEAE por altas capacidades intelectuales: se refiere a aquellos estudiantes con un rendimiento superior al esperado para su edad y nivel educativo, que requieren de un enriquecimiento y adaptación curricular para potenciar su desarrollo.
      • Es importante destacar que estas categorías no son excluyentes, es decir, un estudiante puede tener más de una NEAE. Además, la LOMLOE pone un mayor énfasis en la identificación temprana y la evaluación individualizada de las NEAE, así como en la necesidad de adaptar las medidas y recursos a las características y necesidades específicas de cada estudiante.

        Artículos relacionados