con que ciencias se relaciona la victimologia

Victimología La relación entre la víctima y las ciencias en detalle

La comprensión de los crímenes es algo muy arraigado en la sociedad, y en gran medida, se debe al constante bombardeo de series y películas que nos muestran todo tipo de escenarios aterradores. Sin embargo, tanto en la realidad como en la ficción, es común que el foco principal se centre en la persona que comete el acto delictivo. Como resultado, la víctima suele ser relegada a un segundo plano. Es por ello que la victimología busca cambiar esta perspectiva.

La relevancia del análisis de la persona afectada

Según la Organización de Naciones Unidas, una persona es considerada víctima si ha sufrido un daño, ya sea físico o mental, una pérdida material o un ataque a sus derechos fundamentales debido a acciones delictivas que infringen las leyes de un país miembro. Sin embargo, es importante destacar que esta definición no incluye a familiares o allegados, quienes también son parte importante en el estudio de la victimología. Esta rama busca responder preguntas clave como ¿qué factores llevan a una persona a ser víctima?, ¿qué tipo de ayuda necesita?, ¿qué sucede con la víctima?, ¿se deja de ser víctima en algún momento? Todas estas preguntas tienen una gran relevancia psicológica, lo que ha impulsado el desarrollo de la victimología.

Para ilustrar este concepto, podemos imaginar un escenario donde se produce un ataque terrorista en una estación de tren. En este caso, cualquier persona que resulte herida o fallecida automáticamente es considerada víctima. Sin embargo, es importante ampliar esta categoría para incluir a aquellos que puedan sufrir daños psicológicos, incluso si no estuvieron presentes en el incidente o si estos se manifiestan más adelante. Por lo tanto, el concepto de víctima es amplio y merece un estudio detallado.

Qué es la victimología

La victimología es una disciplina científica enmarcada en la criminología, que se enfoca en las personas que han sido víctimas de delitos en todas las fases de su proceso de victimización. Esta disciplina representa un avance en el estudio tradicional del delincuente y el delito, que hasta ahora han sido el centro de todas las teorías criminológicas.

La metodología utilizada se basa en una posición empírica, en la cual los expertos realizan hipótesis inductivas a partir de los delitos observados y las víctimas involucradas. La denuncia presentada y el testimonio de los implicados son recursos fundamentales para iniciar este proceso. A partir de esta información, se lleva a cabo un procedimiento que incluye la observación de la realidad, su estudio y análisis. Las técnicas de estadística y entrevista son imprescindibles para ello.

Entre las pistas que utiliza un experto en victimología, destacan el análisis del crimen, del sujeto que lo comete y de los elementos biopsicosociales involucrados en el estudio. Estas herramientas permiten una comprensión más profunda de la victimización y contribuyen a su prevención y tratamiento.

Qué es una víctima

En el ámbito jurídico, se denomina víctima a aquel individuo que ha sufrido daños a causa de una acción u omisión que viola la ley. Dicha vulneración puede manifestarse a nivel físico, psicológico o emocional, y supone una grave afectación para quien la padece.

Además, la víctima también puede ser objeto de ataques a sus derechos fundamentales, lo que agrava aún más su situación. Es importante resaltar que aquellos que presten ayuda a una víctima y sufran represalias por ello, igualmente son considerados dentro de esta categoría. En otras palabras, el daño causado no solo afecta al individuo afectado, sino también a su entorno social.

Por lo tanto, es crucial tener en cuenta que no solo se trata de un asunto individual, sino que las consecuencias de un acto criminal pueden afectar negativamente a toda la sociedad en su conjunto.

Dentro del ámbito del derecho penal, se destaca especialmente la clasificación de las víctimas según su relación con la infracción delictiva. A continuación, se presentan algunos de los principales rasgos característicos de cada tipo de víctima.

La categorización de las personas afectadas

Tipos de víctimas según la victimología

La victimología es una ciencia que se encarga de estudiar diferentes aspectos relacionados con las víctimas. Uno de los objetos de su estudio son los tipos de víctimas existentes. Dentro de esta categoría, una de las clasificaciones más usadas hace referencia al concepto de victimización, que se refiere a la tendencia de un grupo de individuos o un colectivo a identificarse como víctimas.

De acuerdo con esta clasificación, podemos distinguir tres grupos de víctimas:

  • Víctimas reales: son aquellas personas que han sufrido un daño físico, psicológico, económico o social como resultado de un acto delictivo, violento o traumático.
  • Víctimas potenciales: son aquellas que, por pertenecer a un determinado grupo social, son más propensas a convertirse en víctimas en un futuro. Por ejemplo, las mujeres en una sociedad machista pueden ser consideradas víctimas potenciales de la violencia de género.
  • Víctimas imaginarias: son aquellas que creen ser víctimas de algún hecho delictivo o injusticia, aunque en realidad no lo hayan sufrido. Esto puede ser producto de una distorsión cognitiva o manipulación externa.

Aprender sobre criminología y psicología del delincuente

¿Te apasiona la criminología? ¿Quieres ampliar tus conocimientos en este campo? En la Escuela de Ciencias Jurídicas te ofrecemos una oportunidad única: el doble máster en criminología y psicología criminal.
A través de nuestro programa formativo, profundizarás en las ciencias penales, la criminología y el derecho penal. Estudiarás conceptos clave relacionados con el delito, el delincuente, los trastornos psicológicos, los menores delincuentes y la víctima. De esta manera, obtendrás una formación completa en el ámbito de la criminología.

Pero esto no es todo, también te especializarás en psicología criminal. A través de nuestro máster, conocerás las diferentes áreas de la criminología y sus teorías. Además, descubrirás el perfil del psicólogo criminal y del criminal, lo que te permitirá comprender mejor las causas que pueden llevar a una persona a cometer delitos.

Por último, adquirirás nociones esenciales en evaluación psicológica en criminales, investigación criminal, decisiones judiciales y prevención de delitos y delincuencia. Con todo esto, estarás perfectamente preparado/a para enfrentarte a cualquier reto en el campo de la criminología y la psicología criminal. ¡No pierdas esta oportunidad y ¡únete a nuestro doble máster hoy mismo!

¿En qué consiste la victimología y cuáles son sus principales interrogantes?

La victimología es una disciplina que se encarga de estudiar a las víctimas de delitos y de otras formas de violencia. Entre las preguntas que se plantea esta rama, se encuentran: ¿qué asistencias pueden requerir las víctimas?, ¿qué sucede con ellas después del crimen? y ¿cómo se puede contribuir a su bienestar y recuperación?

Por lo tanto, la victimología no solo se limita a analizar las consecuencias inmediatas del delito, sino que también tiene un rol activo en la creación de servicios para las víctimas y en la capacitación de profesionales que puedan brindarles ayuda.

El proceso de desvictimización y su importancia

Uno de los conceptos clave en la victimología es el de desvictimización, que se refiere a la etapa posterior al crimen en la cual la víctima comienza a reparar el daño sufrido y a reconstruir su vida sin sentirse estigmatizada en la sociedad.

Este proceso es fundamental para que la víctima pueda volver a sentirse integrada y recuperar su bienestar emocional. Sin embargo, es un camino complejo en el que intervienen diversos factores y actores, como familiares, el sistema de justicia penal, la policía, profesionales de la salud mental, medios de comunicación y organizaciones de apoyo.

La necesidad de una mayor investigación y cuidado en la victimología

Aunque la victimología ha avanzado mucho en las últimas décadas, aún se requiere de más investigación en esta área para comprender mejor las necesidades de las víctimas y cómo abordarlas de manera eficaz.

Es importante destacar que los profesionales que trabajan en victimología deben tener una formación cuidadosa y sensible para no causar un daño adicional a las víctimas. Deben contar con habilidades para entrevistarlas de manera adecuada, comprender el impacto emocional que han experimentado y tratarlas con humanidad y empatía en todo momento.

Victimogénesis

En el ámbito de esta disciplina, se emplea el término victimogénesis para referirse a los factores que predisponen a una persona a convertirse en víctima u objeto de un delito. Estos factores pueden dividirse en dos categorías principales: riesgo y vulnerabilidad.



Dentro del grupo de factores de riesgo, se encuentran diversas características individuales como la edad, el género, la situación socioeconómica, el entorno familiar y los roles que la persona desempeña en su vida.



Por otro lado, los factores de vulnerabilidad actúan como mediadores entre el delito y el daño psíquico resultante, e incluyen elementos de la personalidad y factores sociales como la estructura social, el entorno ambiental, las redes de apoyo y las condiciones laborales.

Artículos relacionados